22 de julio de 2010

¿La mejor solución para el Frío?

Entrado julio el invierno en el hemisferio sur hace su aparición, en Perú esto significa un calvario para la población de la zona sur, sobre todo en los andes.

Y el problema aquí no es el frío en sí (que a fin de cuentas es un ciclo natural, inevitable) el problema es que existen zonas vulnerables, pues los pobladores no cuentan con los medios para aplacar el bajón de la temperatura.

Entonces la solución es lograr que los afectados cuenten con esos medios, lo que origina dos problemas:

1. La distribución de la ayuda
2. Asistencia y Asistencialismo

La estrategia más recurrida para combatir la vulnerabilidad es la donación: organizamos campañas -mediáticas la mayoría- para recolectar alimentos y ropa (básicamente) que son distribuidas entre las personas afectadas. El asunto es que esta actividad siempre resulta ser "el balde para la gotera"

Otro asunto es asegurar que la ayuda llegue a destino, la experiencia demuestra que los sistemas de distribución son improvisados -por ende ineficaces- ya sea por incapacidad técnica o para permitir acciones inmorales y delictivas (almacenar las donaciones como estrategia política, o comercializarlas)

Entonces la crítica para la donación se basa en la ineficacia de la distribución. El asunto a cuestionar es que se plantea eliminar la estrategia porque "no da resultado" en vez de combatir el real problema: los sistemas.

Por otro lado, se critica a la donación argumentando que es un acto de asistencialismo.

Asistencia está definida como "obligación que contraen los gobiernos con sus ciudadanos a través de una constitución por la cual se señala el carácter de dignidad de todo ser humano sin distinticiones de ningún tipo, y además, el gobierno ha de asistirles en lo que se refiere a la subsistencia mínima básica"

El asistencialismo es la deformación de la asistencia, situación negativa pues genera dependencia en los beneficiarios, además de improductividad y pérdida de la valía personal.

Entonces, el problema no es el asistir en sí, es la táctica.

La asistencia no es otorgar el producto, si no, otorgar las herramientas (conceptuales, metodológicas) para que el asistido pueda crear el producto por sí mismo.

En este sentido, la PUCP y la UNI (por citar dos ejemplos) vienen trabajando en técnicas que ayuden a minimizar los efectos de las bajísimas temperaturas en la sierra peruana. El fin es lograr sostenibilidad.

Pero para lograr eso se necesita conocer la situación: ¿Qué exactamente requieren?

- Asistencia en salud (control prenatal, vacunación, nutrición, etc.)
- Asesoría productiva (mejora del ganado, cultivos ad hoc, cadenas de distribuación, etc.)
- Gestión de la vivienda (cocinas de barro mejoradas, silos de bajo impacto ambiental, etc.)

Cuestión de voluntad.

2 comentarios:

Jossué dijo...

El problema de las heladas en la sierra no es un tema nuevo como lo haces notar. Analizándolo desde una perspectiva organizacional, podríamos verla como una demanda social insatisfecha en las que los agentes de cambio (Gobierno, empresas, ong's, sociedad interesada) no son capaces de presentar una oferta social que sea realmente sustentable; creo que es por ello que se plantee como un tema repetitivo las donaciones y los consecuentes problemas que trae la aplicación de un elemento de un sistema de estrategias.

Richard Torchiani dijo...

Jossué

No menciono que el friaje es un tema nuevo, al contrario es un problema recurrente.

La intención es analizar el asunto desde otra perspectiva.

El problema es viejo, pero la solución debe ser la que cambie: no repetir la respuesta luego, si no, anticipar